Monday, October 4, 2010

Pensando en voz alta...

Más allá de cualquier ideología política el programa Conectar Igualdad del Estado Nacional merece el reconocimiento de ser un impresionante intento de, por una vez, apostar a la educación y por ende al futuro.
El proyecto propone entregar 3 millones de netbooks para alumnos y docentes de escuelas secundarias públicas del país, escuelas de educación especial e institutos de formación docente.
Hasta acá…. buena elección de camino. Pero ¿y después? Las máquinas llegaron a las aulas… ¿Cómo sigue esto? ¿Algo cambió?


El cambio de paradigma que estamos transitando, tiene como materialización la tecnología; algunos piensan que con el manejo de las herramientas y algunas aplicaciones… el cambio ya esta en marcha. Creo que eso es una sobre simplificación.
En mi opinión, en cómo el docente plantea, planifica y el tipo de propuestas que lleva a sus clases, está la clave para concretar éste cambio en el ámbito escolar y producir la re-formulación de su rol.
Claro que es más fácil decir que hacer, sobretodo cuando no hay hoja de ruta, algunas pocas experiencias previas, cuando mucho se declara y poco se explica, cuando hay mucho ruido y pocas nueces.
Desde el 2007 en que empecé mi propio camino, me interesa colaborar con los docentes en esta transición, encontrar la mejor forma de transmitir este momento de cambio.
No es tarea sencilla, cada aula tiene sus características, cada alumno sus necesidades y formas de aprender y como para hacer la situación aún mas compleja, cada docente tiene su forma única y personal de pararse frente a sus alumnos y de conectarse con su propio aprendizaje.
Como para desenredar(me) pienso en voz alta:
¨        El cambio no pasa exclusivamente por la tecnología, no es un cambio informático simplemente, no se trata de la modernización de los elementos de trabajo en el aula. La tecnología sola, sin una guía efectiva no producirá el cambio que esperamos. Nuestros alumnos sí precisan de formación y orientación para entender y utilizar la cantidad de información, para aprovechar las oportunidades que se encuentran disponibles. 
¨        Los contenidos, la metodología necesita de un cambio profundo. Es necesario dejar la pedagogía de la exposición, corrernos del frente para ponernos junto a los alumnos a descubrir y construir el conocimiento significativo y relevante. El docente necesita “perder su papel protagonista dentro de la educación rígida para convertirse en compañero de viaje del alumno en el trayecto hacia el aprendizaje y el conocimiento”. (Global Education Forum, La era del profesor 2.0)
¨        El conocimiento no solo se encuentra en la escuela, hoy el conocimiento se crea y se distribuye en la red. El aprendizaje informal ha cobrado una gran relevancia. Lo que hace imprescindible desarrollar estrategias para poder seleccionar, procesar,  aplicar más que enseñar conceptos o contenidos.
¨        Nuestros alumnos necesitan aprender a ser sociales, a colaborar, cooperar, compartir, a trabajar en equipo y hacer uso de la inteligencia colectiva. De poco sirve todo el equipamiento tecnológico si me encierro, Internet posibilita que las paredes del aula desaparezcan, que el conocimiento se convierta en significativo cuando aprendo con y de los otros. 
Pero... ¿Cómo alcanzar estas metas?  ¿Cómo pueden los docentes producir este cambio? Evidentemente no lo harán leyendo un manual o siguiendo una clase expositiva. Es fundamental la formación del profesorado si se espera que éste cambio de paradigma encuentre su lugar en la escuela y se aproveche la inversión programada. Como también es fundamental que los docentes se conecten y reflexionen sobre su propio aprendizaje, que tengan instancias de experimentación en la aplicación de este modelo; sólo así podrán replicarlo en sus aulas. 

No comments:

Post a Comment